ENTREVISTA: LUDWIG VAN BEETHOVEN.

  • Iniciamos la entrevista hablando acerca de su entorno familiar. Hay quienes consideran que usted tuvo gran éxito debido a que su familia era de buena condición económica. ¿Es eso cierto?

Nada más lejano de la realidad, mi familia vivió bajo condiciones modestas. Mi abuelo paterno, que también se llamaba Ludwing, era descendiente de una familia de granjeros-campesinos, originario de Bramante (Flandes). Actual Bélgica.

  • Pero, ¿si su familia era de Bélgica, por qué nació usted en Alemania?

Mi abuelo se traslado a Bonn en 1733, donde trabajó como Kapellmeister. Se casó y tuvo tres hijos, de los cuales sólo sobrevivió mi padre.

  • Háblenos un poco de su padre. ¿A qué se dedicaba, con quién se casó, cuántos hijos tuvo?

Mi padre fue músico y tenor en la corte del príncipe de Bonn. En 1767 se casó con María Magdalena Kederich. Dos años después de casados, nació su primer hijo, pero no sobrevivió. El 16 de diciembre de 1770 nací yo. Tuvieron otros 5 más, pero sólo sobrevivieron dos, Gaspar van Beethoven y Nicolaus van Beethoven.

  • ¿Su padre influyó de alguna manera en su decisión de ser músico?

Mi padre estaba muy impresionado por el hecho de que Mozart diese conciertos a los 7 años, y quería que yo siguiera sus pasos; con la intención de hacer de mí un nuevo niño prodigio, comenzó a enseñarme piano, órgano y clarinete a temprana edad. Debido a la exigente presión de mi padre, a los siete años realicé mi primera presentación en público.

  • ¿A qué edad empezó a componer?

Cuando tenía 11 años, publiqué mi primera composición, titulada: 9 variaciones sobre una marcha. Al siguiente año, ya me contrataron como intérprete de viola.

  • ¿Cuál ha sido su mayor dificultad en su carrera como músico?

Sin duda alguna, y como para cualquier músico, la sordera.

  • ¿Cómo pudo componer con esa deficiencia?

Fue triste y difícil. No podía decir a los hombres “gritad, soy sordo” ¡Que humillación, alguien a mi lado oía una flauta distante y yo no! Casi me suicido. Escuchaba los sonidos en mi mente, imaginaba y nada más. Así escribí mi música. La escuchaba dentro de mí.

  • Dicen que era amargado y de mal carácter ¿Qué puede decir?

Cómo no tener mal carácter ni estar amargado si no tenía el sentido más importante para un músico. A uno lo aceptan como es. En un principio nadie sabía acerca de mi sordera, no quería que lo supieran. ¿Cómo podía confesar tal defecto en el sentido que debía ser en mí más desarrollado que en los demás? De no haber tenido mal carácter con esa deficiencia hubiera sido todo un santo y no un músico.

  • ¿Sus contemporáneos decían que era olvidadizo y desordenado?

Si lo era. Me olvidaba de comer…bueno, me metía tanto en mi trabajo que no paraba. No existía el grabador. Tenía que escribir rápido para no olvidar, si hubiera tenido uno…hubiera comido más. ¿Desordenado? mentira, yo sabía donde estaba todo. Cuando buscaba encontraba. Un desordenado ordenado.

  • ¿Como diferencia su música de la de los demás?

Fácil. Antes de mis obras la música era idealista, sólo bella y fácil de escuchar, así componían Haydn y Mozart. Yo fui más mundano, reflejé estados de ánimo, alegrías y tristezas juntas. Nadie componía así. Eso fue clave en el reconocimiento de mis obras sin querer decir que ellos no tuvieran méritos. La música prolonga los estados de ánimo. ¡Lo digo yo que era sordo!

  • ¿Qué significa la música para usted?

La música para mi es mi vida completa, ya que desde muy niño estuve ligado a ella. Simplemente, “Mi gran pasión”.

  • ¿Nos podría nombrar algunas de sus obras más importantes?
  1. FÜR ELISE

2. QUINTA SINFONÍA

 

3. CLARO DE LUNA

4. NOVENA SINFONÍA

 

  • Gracias por contestar a todas nuestras preguntas.

Es siempre un placer.

 

 

Anuncios

Entrevista. JOHANN SEBASTIAN BACH.

¿Cuándo nació?

Nací en un pueblo de Turingia (Eisenach). En el año 1685.

¿Cómo se interesó por el mundo de la música? ¿Le enseñó alguien, música?

Pertenecía a una familia de larga tradición musical, pero nadie me enseñó música, como tal; a excepción de mi hermano mayos (Johann Christoph).

Al principio sólo arreglaba o copiaba música de otros compositores y así me familiaricé con los estilos de los principales compositores de Alemania, Francia, Austria e Italia, sin viajas.

¿Cuáles fueron sus primeros trabajos y escargos como músico?

Mis primeros trabajos fueron como organista en pequeñas iglesias, como por ejemplo en Arnstadt (1703/1707) y Mülhausen (1707/1708). Luego trabajé en una corte como organista de capilla y músico de cámara.

De 1717 a 1723 trabajé en la corte de Cöthen, que al ser calvinista, toda mi composición durante esta época fue profana (las suites para violoncello, las sonatas y partitas para violín, sonatas…)

Durante el resto de mi vida trabajé en la iglesia en Leipzig, en la que debía preparar música para el servicio litúrgico de los domingos y fiestas en las 4 Iglesias de la ciudad; pero también tenía que ocuparme de la música que demandaba el consejo y otras instituciones locales y enseñar música a los niños de la escuela, que cantaban y tocaban en las iglesias.

¿A parte de dar clases de música a los niños cantores de las iglesias, dió más clases a personajes que fueron músicos importantes?

Por supuesto, tuve numerosos alumnos y estudiantes a lo largo de mi vida, entre ellos a Johann Christoph Altnickol, que acabó siendo mi yerno e oincluso me ayudó en la redacción de mis últimas composiciones.

¿Quién influía en sus composiciones?

Tomaba influencias de compositores del siglo XVII y principios del XVIII, por ejemplo, Silvius Leopol Weiss, Johann Adam Reincken, Giovanni, aunque también me interesaba por compositores contemporáneos, teniendo, con muchos de ellos una relación personal directa, como en el caso de Jan Dismas Zelanka, gran amigo mío.

¿Nos podría comentar algunos aspectos interesantes de algunas de sus obras?

  • Tocatta y Fuga en RE menor (BWV 565)            Tocatta y Fuga

Personalmente, esta obra me parece un tanto extraña. Comienza con una serie de acordes un poco sobrecargados que dan lugar a algunas disonancias. Se transmite al oyente una sensación de tristeza.

El ritmo varía constantemente a lo largom de la pieza. Ésta empieza sin un tiempo determinado, con cambios destacados entre las partes más rápidas y las más lentas. Estos cambios, se extienden a lo largo de toda la obra por lo que nunca queda estableciso un pulso constante.

Un elemento que atrae bastante la atención del oyente es el fuerte contraste entremlos matices.

Por último, cabe destacar los pronunciados saltos interválicos que se producen.

Mi opinión personal sobre esta obra es que es un tanto monótona, a pesar de los continuos cambios. Por otra parte, el ritmo no me parece muy apropiado ya que no está determinado en casi ningún momento. A pesar de todo ello, creo que es original.

  • Allegro. La Pasión según San Mateo (BWV 247)

Esta pieza es, a mi parecer, amena y alegre. El oboe actúa como solista, entablando un continuo diálogo entre él y el resto de la orquesta.

Casi siempre es mantenido el mismo matiz, salvo pequeñas excepciones.

En lo referente al ritmo, podemos decir que es invariable durante el transcurso de la obra.

La melodía es llevada principalmente, como ya dije antes, por el oboe. Mientras que los violines y dem´s cuerda hacen de fondo.

La línea melódica es bastante firme, ya que los intervalos no son muy amplios, lo que produce un conjunto musical homogéneo.

 

Muchas gracias por contestar a nuestras preguntas. Ha sido un placer.